BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

5 consejos para bajar de peso en primavera (sin que te des cuenta)

Pérdida de peso
Así como durante el invierno es frecuente subir de peso sin notarlo, la primavera te ayuda a bajar. Con un poco de ayuda de nuestra parte, es la estación ideal para ponernos en línea.

Es cierto, la primavera trae alergias, aumenta los riesgos de la exposición solar y presenta cambios bruscos de temperatura. Pero también es la mejor estación de todas: ni tan fría, ni tan calurosa; ideal para actividades al aire libre, para emprender nuevos proyectos, para volver a hacer ejercicio físico. Y, además, es el momento perfecto para bajar de peso:

- Los días cálidos y soleados nos invitan a estar más activos: a volver caminando de nuestro trabajo, a salir a correr por la mañana, a jugar deportes en equipo.

- La comida y la bebida primaverales son menos calóricas que las invernales: en vez de chocolate caliente con torta tomamos jugos de frutas con cereales.

- Las frutas y verduras son más abundantes y variadas, lo cual nos ayuda a comer más liviano, más nutritivo y subir menos de peso.

- Hay más horas de sol al día, y la luz solar aumenta tus niveles de vitamina D, una gran ayudante a la hora de quemar calorías.

Aunque la estación ayuda, también tenemos que poner algo de nuestra parte. Por eso te damos 5 consejos para bajar de peso con pequeños cambios de hábitos ideales para hacer en primavera:

1. Que la fruta esté siempre a mano. El calor del verano hace que, con frecuencia, la fruta se eche a perder si no está en la heladera. En invierno hay pocas opciones y muchas no son frescas. La primavera, en cambio, es ideal para comprar frutas de estación y tenerlas en un bowl arriba de la mesa, siempre a mano para cuando querés picotear algo -y mucho más saludable y menos calórico que unas galletitas o un snack.

2. Incorporá muchos vegetales. Aunque lo ideal es que sean frescos y crudos, siempre y cuando no estén fritos o nadando en aceite, los vegetales son saludables y bajos en calorías. Cuanto más variados sean (es decir, cuantos más colores tengas en tu plato), mejor.

3. Limpiá la alacena. La primavera es la estación en que la naturaleza se renueva; también a nosotros nos conviene renovar la heladera y la alacena, dejando los alimentos saludables y bajos en calorías a mano. Uno come lo que ve, y es por eso que conviene dejar adelante las cosas que queremos comer con más frecuencia (los chocolates, el azúcar… al fondo).

4. Dormí mejor. Existen numerosos estudios que asocian la falta de sueño al sobrepeso y la obesidad. Si aprovechás al máximo las horas de sol, la noche te quedará entera para descansar y renovarte.

5. Poné metas realistas. Para bajar de peso es importante ponerse objetivos que puedas cumplir y pensar seriamente cómo cumplirlos. De otro modo, sólo sumás frustración y malestar. Si considerás necesario hacer un régimen para bajar de peso, es necesario que consultes a un profesional que te indique la mejor dieta para tu cuerpo, contextura y edad.