BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

¿Afecta la tecnología la falta de descanso?

Tecnología y descanso
Un estudio recomienda quitar los dispositivos electrónicos de la habitación de los niños. Te contamos por qué en esta nota.

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Penn publicó en la revista Pediatrics un artículo en el que muestra el impacto de los dispositivos digitales en el sueño y el descanso de niños y adolescentes. Estudios epidemiológicos disponibles en Estados Unidos muestran que el 30% de los niños en edad preescolar y alrededor del 70% de los adolescentes norteamericanos no duermen el tiempo recomendado para sus necesidades.

Estos mismos datos muestran que el 75% de estos niños y adolescentes tienen dispositivos electrónicos en sus habitaciones, y el 65% los usa en el momento previo a irse a dormir. Esto perjudica el descanso por tres motivos:
1. El tiempo de uso del dispositivo (mirando televisión o chateando) desplaza horas de sueño.
2. El contenido multimedia estimula cognitivamente a la personas, retrasando el sueño o volviéndolo superficial.
3. La luz emitida por los dispositivos afecta el ritmo circadiano de las personas, desincronizando el reloj biológico.

Si nos ponemos a pensar un poco, no son problemas exclusivos de niños y adolescentes. Si sentimos que no estamos descansando lo suficiente aunque pasemos siete u ocho horas acostados, quizás necesitemos revisar el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarnos.

Para mejorar la calidad del sueño de niños, adolescentes y adultos, el equipo de la Universidad Estatal de Penn recomienda:
- Hacer del descanso una prioridad familiar. Es importante que los miembros de la familia hablen y sean conscientes de la necesidad de dormir adecuadamente.
- Establecer rutinas para ir a dormir, que sean relajantes y excluyan el uso de dispositivos electrónicos.
- Quitar dispositivos como televisores, computadoras o tablets de la habitación para favorecer esta relajación. A veces puede ayudar encontrar un lugar (un estante en la cocina, un recipiente en el living) en el que todos los miembros de la familia dejen su teléfono antes de ir a dormir.
- Si un niño o adolescente exterioriza fatiga, falta de concentración o problemas de conducta, es importante tener en cuenta que la falta de sueño puede estar influyendo en él.