BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Alarman los bajos niveles de uso de preservativos en nuestro país

Preservativos

Con cifras de embarazo no deseado en aumento y una tasa de contagio de VIH que aumenta más que la media mundial, apenas el 14,5% de la población sexualmente activa usa preservativos.

Durante la celebración, en febrero de este año, del Día Mundial del Preservativo, se difundieron datos alarmantes acerca de su poco uso en nuestro país. La fundación Aids Healthcare Foundation en Argentina dio a conocer estadísticas actualizadas que indican que tan sólo el 14,5% de las personas sexualmente activas en nuestro país usan preservativos siempre, mientras que el 65% lo usa en algunas oportunidades y el 20,5%, nunca. Los datos son alarmantes porque indican un descenso en su uso: en 2013, era un 37% el que lo usaba a veces, más del doble.

Este descenso en el uso de preservativos explica, al menos en parte, el aumento de enfermedades de transmisión sexual en nuestro país, especialmente la sífilis, la clamidia y el VPH. Además, cada año se notifican 6500 nuevos casos de VIH, siendo nuestro país el único de la región cuya tasa de nuevos contagios ha crecido, en vez de descender.

Preocupa especialmente la situación de los adolescentes. Según datos de 2015, sólo el 50% de los adolescentes usa preservativo en sus relaciones sexuales, y la mayoría de ellos lo hace de forma incorrecta. Por otra parte, su empleo está vinculado a la prevención del embarazo y no a las enfermedades de transmisión sexual; en consecuencia, aumenta el empleo de anticonceptivos orales y de la “píldora del día después”, pero no el uso de preservativos.                 

Los preservativos son la barrera más eficaz para la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, además de ser un método anticonceptivo probado. Es necesario, entonces, que todos nos comprometamos en la educación sexual de los más jóvenes.