BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Alergias Estacionales

Llega la primavera, se empieza a estornudar, los ojos se enrojecen y lagrimean, y hasta a veces se tienen dificultades para respirar.
¿Cuáles son las causas de las alergias estacionales?

Con la primavera, las flores y la ebullición colectiva que suele darse en esta época, se liberan al aire que se respira los productos de la polinización de árboles y plantas. Las alergias vinculadas al plátano, arce, álamo y tilo suelen ser las más comunes y aparecen desde septiembre hasta mediados de octubre, en tanto que las alergias a las gramíneas desde noviembre hasta diciembre, y a las compositáceas (arbustos silvestres) desde enero hasta marzo. Estas sustancias, denominadas alérgenos, puestas en contacto con personas sensibles, desencadenan una respuesta exagerada, desproporcionada del sistema inmunológico, que se defiende ante estas partículas extrañas, con la consecuente generación de síntomas.

¿Cuáles son sus síntomas?
  • Congestión nasal, secreción nasal, estornudos.

  • Picazón en los ojos u ojos rojos.

  • Dolor o picazón en la garganta o los oídos.

  • Dificultad para dormir, que puede conducir a sensación de cansancio durante el día posterior.
¿Cómo es su tratamiento?

Según la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica el tratamiento se basa en tres pilares fundamentales:
  1. La prevención: evitar o disminuir el contacto con los diversos factores que desencadenan la sintomatología (alérgenos, cambios de temperatura, inhalación de sustancias irritógenas, etc.).
    Es importante la ventilación y limpieza de los ambientes de la casa y del trabajo, al igual que la de la ropa de cama, almohadas, sillones y alfombras.

  2. El tratamiento farmacológico: existen medicamentos muy efectivos, preventivos y sintomáticos, como los corticosteroides intranasales, los antihistamínicos y descongestivos, etc.

  3. La inmunoterapia: conocida comúnmente como tratamiento de vacunas, indicada para aquellos pacientes con alergia demostrada a aeroalérgenos y que reúnen ciertas condiciones particulares.
    Las pruebas cutáneas y el tratamiento con inmunoterapia específica (vacunas de alérgenos) sólo son realizados por médicos alergistas, y apuntan a lograr un grado de tolerancia a los alérgenos culpables de la rinitis y a evitar una posible evolución hacia el asma.

Las enfermedades alérgicas han aumentado en forma notable a nivel mundial, al punto que hoy se las considera las afecciones crónicas más frecuentes en la población infantil, y cuando no están adecuadamente tratadas son una de las causas más importantes de ausentismo escolar y laboral.
Estudios prospectivos efectuados en España consideran que en 20 años la mitad de la población tendrá alguna afección alérgica.

Para más información ingresar en: Asociación Argentina de Alergia e Inmunología, FUNDALER.


Rp./Salud.


Fuentes: Asociación Argentina de Alergia e Inmunología, Pami, Infobae.