BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Argentina es el país latinoamericano con mayor malnutrición y obesidad infantil

Obesidad

Según el último informe de Unicef, dos de cada cinco adolescentes en Argentina tienen sobrepeso u obesidad. ¿Qué es la obesidad infantil y cómo prevenirla?

La malnutrición se ha vuelto uno de los grandes problemas del siglo XXI y afecta, sobre todo, a la población infantil. Al contrario de lo que suele creerse, la malnutrición no solo se vincula con el hambre y la desnutrición, sino que también aparece cuando los alimentos consumidos -aunque suficientes en cantidad- no son adecuados. Así, como explica el último informe de Unicef sobre la salud de niños y niñas, los problemas alimenticios pueden adquirir, a grandes rasgos, tres formas: la desnutrición, el llamado “hambre oculto” resultante de la ingesta de alimentos que carecen de nutrientes esenciales, y el sobrepeso.

Según asegura Unicef, la alimentación con falta de nutrientes y las dificultades para absorber vitaminas y minerales son causa de una de cada tres muertes infantiles en el mundo. En América Latina, un 20% del total de niñas y niños tiene problemas de nutrición que se traducen en un retraso en el crecimiento. Pero, si bien esta problemática es de alcance global, es necesario atender a ella especialmente en Argentina. De acuerdo al Estado Mundial de la Infancia 2019, si bien los niveles de sobrepeso y obesidad mundiales van en aumento, nuestro país lidera el ranking de menores con sobrepeso.

 

¿Qué es la obesidad infantil? 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad como la “acumulación excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud”. Cuando se trata de niñas, niños y adolescentes, las complejidades de esta patología aumentan, por dos razones principales. Por un lado, es más difícil medir el sobrepeso y la obesidad porque los cambios fisiológicos del cuerpo en la infancia son acompañados de modificaciones debidas al crecimiento. Por esto, los métodos para calcular la obesidad varían según la edad de la persona hasta que llega a la adultez. Por otro lado, la OMS explica que hay una tendencia a que la obesidad desarrollada durante la niñez continúe en la vida adulta. Esto genera más riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares y diabetes. La buena noticia es que se trata de enfermedades prevenibles, por lo cual es importante conocer las causas de la obesidad y prestar atención a los factores de riesgo.

Si bien los factores sociales vinculados con la industria alimenticia, el medio ambiente, la planificación urbana y la educación son centrales en la propagación de la obesidad infantil, hay también otros factores que dependen de los hábitos de vida de cada persona y familia. Principalmente, la conjugación de dietas poco saludables y el desarrollo de una vida sedentaria aparecen entre las causas centrales del aumento de peso en la población infantil. Según el informe de Unicef, 2 de cada 5 adolescentes argentinos sufren sobrepeso por estas razones. En el mundo, 40 millones de niños y niñas tienen sobrepeso u obesidad, mientras 340 millones carecen de los nutrientes y vitaminas esenciales.

Para prevenir este grave problema de salud, es necesario garantizar que las niñas, niños y adolescentes realicen actividad física regularmente y accedan a dietas variadas, ricas en nutrientes y vitaminas, y bajas en grasa.


Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS