BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Avance de científicos argentinos en la lucha contra el cáncer

Lucha contra el cáncer

Un equipo de investigación de CONICET y UBA identificó componentes de algas marinas que destruyen células tumorales.

La flamante investigación realizada por un equipo de Conicet y UBA arrojó resultados más que esperanzadores para el tratamiento de cáncer de distintos tipos: de pulmón, mama, piel, ovario y vejiga. El estudio dirigido por la Dra. Gabriela Di Venosa, investigadora del Centro de Investigaciones sobre Porfirinas y Porfirias (CIPYP), demostró que determinados azúcares presentes en algas rojas marítimas tienen el poder de eliminar tumores.

Las científicas y científicos que integran el grupo de investigación dependiente del Hospital de Clínicas José de San Martin-UBA y del CONICET tienen el objetivo de incentivar el “desarrollo de tratamientos con productos naturales”. Y este es un gran paso en el camino hacia nuevas formas de curar el cáncer.

¿Cómo se hizo el estudio?

El estudio se realizó “in vitro”, es decir, en condiciones controladas en un laboratorio, sobre células tumorales humanas y de ratones. A partir de un proceso llamado “hidrolización”, se logró subdividir carragenos, que son azúcares tomados de algas rojas de los mares de Argentina y Brasil y que actualmente se usan en distintas industrias como gelificantes o espesantes. Con este proceso, de los carragenos o polisacáridos se obtuvo un conjunto de disacáridos, es decir, moléculas más pequeñas. Estas fueron purificadas y probadas para evaluar su capacidad anti-tumoral. ¿Los resultados? La muerte total de células tumorales humanas y de ratón fue contundente. A esto se agrega la disminución del potencial de metástasis de las células estudiadas.

Los avances para el futuro

Los estudios fueron realizados en laboratorio, por lo cual todavía falta comprobar su funcionamiento en personas. Es necesario ahora realizar estudios in vivo y ensayos clínicos para comprobar la eficacia de estas moléculas en el tratamiento de tumores. Este es el comienzo, pero, como afirma la Dra. Di Venosa, “un pequeño paso hoy puede ser una gran noticia en el futuro, esa es nuestra mayor esperanza”. 


Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS