BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Cigarrillo electrónico: nuevos estudios muestran sus riesgos

Cigarrillo electrónico

Aunque es poco lo que se sabe, un estudio publicado este año muestra que puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer y enfermedades cardíacas.

El cigarrillo electrónico se extiende cada vez más. No sólo entre aquellos que quieren dejar de fumar, sino también entre otros que nunca fumaron. La información acerca de sus efectos en la salud es escasa y contradictoria, porque su invención es reciente y se han realizado pocos estudios al respecto.

Los cigarrillos electrónicos (o “vapeadores”) son dispositivos electrónicos que producen un vapor que es inhalado por el usuario. Este vapor es producto de sustancias líquidas que pueden incluir nicotina o no. En el caso de las sustancias que sí contienen nicotina, se ha probado recientemente que producen en la persona que las “vapea” el mismo efecto que el cigarrillo tradicional en los fumadores pasivos. Esto significa que afecta genéticamente el corazón, los pulmones y la vejiga.

El estudio, realizado por Moon-shong Tang, de la Universidad de Nueva York, comenzará ahora una segunda etapa, destinada a evaluar sus efectos en el desarrollo de cáncer de los órganos observados.

Sin embargo, otros científicos critican las conclusiones a las que arribó el estudio que se realizó sobre ratones, puesto que su fisiología es diferente de la humana, y las enfermedades como el cáncer sólo pueden ser observadas a través de estudios de larga duración en el tiempo. Para otros, los cigarrillos electrónicos son definitivamente menos peligrosos que los cigarrillos tradicionales, y representan una excelente alternativa para dejar de fumar.

La polémica, sin embargo, continúa: ¿vale la pena el riesgo, teniendo en cuenta sus potenciales beneficios?