BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Cigarrillo electrónico: primeros resultados científicos alertan sobre riesgos para la salud

Cigarrillo electrónico

Su carácter “inofensivo” es su principal argumento de venta. Sin embargo, recién durante 2018 se conocieron estudios de largo plazo en vapeadores que muestran sus riesgos para el corazón, los pulmones y la salud mental.

Desde hace uno o dos años, los cigarrillos electrónicos o “vapeadores” se impusieron en nuestro país a pesar de que su venta y consumo no han sido regulados y, técnicamente, su uso es ilegal. Esto se debe, entre otros factores, a la falta de estudios concluyentes acerca de los efectos que su uso tiene sobre quienes los consumen y quienes los rodean. Así, se escuchan opiniones a favor y en contra   de su uso.

En este tiempo, se han conocido resultados de estudios de largo plazo que muestran que, aunque son menos peligrosos que los cigarrillos comunes, y efectivamente pueden ayudar a abandonar o reducir su consumo, acarrean sus propios riesgos. Estos son algunos:

- La moda de vapear se impone entre los adolescentes de hoy como el tabaco en los de ayer, produciendo una nueva generación de adictos a la nicotina. En efecto, la sustancia sigue siendo altamente adictiva y se encuentra en casi la totalidad de las mezclas para cigarrillos electrónicos, con frecuencia en cantidades más altas que en los cigarrillos normales. Resulta irónico, entonces, que un dispositivo creado para ayudar a los adultos a dejar el tabaco esté enganchando en la adicción a los adolescentes.

-  Los “vapeadores pasivos” también son perjudicados. Durante muchos años, las campañas de salud estuvieron centradas en los fumadores pasivos, prohibiendo fumar en ambientes públicos cerrados. No sucede lo mismo con los vapeadores, que consideran que su vapor es inofensivo, aún para sus hijos (el 73% de los padres vapeadores lo hace en su casa, algo casi impensable para los fumadores). Sin embargo, los vapeadores emiten aerosol (no, técnicamente, “vapor”), que contiene sustancias nocivas como nicotina, plomo y sustancias cancerígenas que afectan el sistema respiratorio. Así que no: vapear no es inofensivo para quienes nos rodean.

- Los nuevos cigarrillos electrónicos son tan perjudiciales para los pulmones como el cigarrillo tradicional. Una  nueva tecnología, llamada IQOS, fue testeada en comparación con los cigarrillos de tabaco, exponiendo células bronquiales epiteliales y músculos de vías respiratorias. Los resultados mostraron que producen un efecto semejante al del humo de cigarrillo en cuanto al deterioro de los pulmones y las vías respiratorias, lo cual puede concluir en el mismo tipo de trastornos de salud.

Durante muchos años la sociedad ignoró las advertencias de médicos y científicos sobre los peligros del cigarrillo, que se extendía sobre todo entre los más jóvenes. Esperemos que no suceda lo mismo con los vapeadores contemporáneos.


Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS