BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

El alcohol y la expectativa de vida: quizás no era como pensábamos

Alcohol y expectativa de vida

Contra la creencia generalizada de que una copa de vino diaria aumenta la expectativa de vida, un estudio reciente sugiere lo contrario. Inglaterra baja los límites recomendados de consumo de alcohol.               

Durante mucho tiempo se ha dicho que beber una copa diaria de vino no sólo no era dañino, sino que incluso era saludable para el corazón. Sin embargo, un metaestudio publicado en la revista The Lancet sobre 600.000 bebedores de 19 países muestra que las personas que beben cinco o más vasos de vino o cerveza por semana (hasta 100 gramos) bajan su expectativa de vida hasta en dos años para una persona de 40 años.

El artículo muestra una relación directa entre consumo de alcohol y riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedades cardíacas (excepto infarto de miocardio), muerte por hipertensión y aneurisma de aorta. Sus autores alertan que las guías de salud de la mayoría de los 19 países estudiados recomiendan un consumo semanal de alcohol mayor al límite señalado por ellos.

En nuestro país, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda   hasta 210 gramos semanales para varones y 105 para mujeres y no desarrolla programas de alto impacto social para reducir los riesgos del consumo excesivo de alcohol. En el caso del Reino Unido, aunque hace un año bajaron los niveles recomendados de consumo, el portal informativo sobre consumo de alcohol recomienda que no se superen los 140 gramos de alcohol semanal (seis copas de vino, o seis latas de cerveza), y no diferencia entre varones y mujeres.

En todos los casos, las guías recomiendan cantidades que exceden el límite de 100 gramos semanales indicado por el estudio de The Lancet, y todo lleva a preguntarse si los gobiernos adoptarán recomendaciones más restrictivas para su consumo.