BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Elecciones norteamericanas: la salud de Hillary y Trump

Salud
Hace algunas semanas, la salud de Hillary Clinton fue noticia, después de que sufriera un desmayo en público. Te contamos en esta nota los cinco problemas más frecuentes entre las personas de su edad.

Es cierto: pocas personas parecen más diferentes que Hillary Clinton y Donald Trump. Sin embargo tienen algo en común: la edad. Mientras que la candidata demócrata tiene 68 años, el controvertido republicano tiene 70. Ambos entran en la categoría de los “adultos mayores jóvenes”, un tiempo que ya no es el de la vejez, pero que tampoco es el de la madurez plena.

Ya sabemos: Hillary tuvo neumonía y Trump tiene alto el colesterol. Pero, ¿cuáles son los problemas de salud habituales en la población mayor de 65?

1. Artritis
La mitad de los adultos mayores de 65 años tiene artritis, un nombre que designa en realidad a más de 100 enfermedades que afectan las articulaciones, ocasionando dolores, rigidez e inflamación.

2. Enfermedades cardiovasculares
Sí, no sólo afectan a los jóvenes, sino que a partir de los 65 años aumenta considerablemente el riesgo de sufrir algún trastorno vinculado al corazón. En los Estados Unidos, el 30 % de los mayores de 65 recibió un diagnóstico cardiovascular entre 2013 y 2014. El 8 % de esta población tuvo, alguna vez, un infarto.

3. Obesidad
Quizás una de las más grandes, y menos percibidas, epidemias del siglo XXI: las personas que tienen un índice de masa corporal superior a 30 son consideradas obesas. En Estados Unidos, el 36% de los varones entre 65 y 74 años, y el 40% de las mujeres de la misma edad, sufren obesidad.

4. Problemas de vista y audición
Con el paso del tiempo disminuye la vista y el oído de todas las personas. Ya sea por decaimiento natural, por condiciones ambientales; por enfermedades como las cataratas o como consecuencia de otras afecciones, como la diabetes, se trata de un proceso inevitable. Casi el 25% de los norteamericanos entre 65 y 74 años tienen una disminución incapacitante de la vista o el oído. Entre los mayores de 74, la cantidad sube al 50%.

5. Accidentes
Los adultos mayores más saludables pueden tener un accidente que ocasione fracturas o heridas graves. El 95% de las fracturas de cadera se producen en adultos mayores que sufren caídas. Estos accidentes tienen consecuencias psicológicas duraderas: muchas veces sucede que la persona mantiene el temor a caerse, aún después de recuperarse, disminuyendo su actividad física y, en consecuencia, perdiendo tonicidad muscular y aumentando los riesgos de enfermedades derivadas del sedentarismo.