BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

En el mes del Día del cáncer de mama, te contamos cinco mitos sobre sus causas y tratamiento

Cáncer de mama

¿Producen cáncer las prótesis mamarias? ¿Es hereditario el cáncer de mama? ¿Es el dolor uno de sus síntomas? En esta nota encontrarás cinco preguntas frecuentes -y sus respuestas- para combatir la enfermedad con información y no con miedo.

En el mes de sensibilización del cáncer de mama encontramos mucha información: campañas, notas, entrevistas destinadas a informar qué es, cómo detectarlo  y qué opciones de tratamiento son las más frecuentes. Aunque afecta a varones y mujeres, es mucho más frecuente entre estas últimas: se estima que 1 de cada 8 mujeres que llegue a los 80 años habrá sufrido la enfermedad alguna vez. Aunque no existen vacunas, la realización periódica de mamografías y ecografías, además de la autoexploración mamaria, son los métodos más frecuentes para la detección temprana.

No hay, hasta el momento, certeza científica acerca de las causas del cáncer de mama. Sin embargo, existen numerosos mitos y rumores que circulan y, en lugar de ayudar, complican la lucha contra él. Es por ese motivo que te presentamos cinco preguntas frecuentes y sus respuestas para derribar algunos mitos.


1. ¿Producen cáncer los implantes mamarios?

Las prótesis mamarias o “siliconas” han sido estudiadas en relación al cáncer de mama. Aunque es muy poco lo que se sabe hasta el momento, no existe una relación causal entre el implante mamario y el cáncer de mama. Sin embargo, estudios del año 2015 muestran un vínculo entre estos implantes y el linfoma anaplásico de células grandes, un tipo de cáncer identificado por primera vez en 2011 y que, aunque en muy baja cantidad, es más frecuente en quienes tienen este tipo de implantes.

Por otra parte, los implantes mamarios pueden dificultar la detección del cáncer de mama, por lo que deben usarse técnicas de imagen especiales para esos casos.

 

2. ¿Son peligrosos los anticonceptivos orales?

Desde los años ochenta hasta la actualidad se han producido más de 40 estudios internacionales tratando de explicar si existe una relación entre los anticonceptivos hormonales y el cáncer de mama. En términos generales, los resultados son contradictorios y, hasta el momento, no es posible responder con certeza esta pregunta.

Los estudios más críticos al respecto señalan una mayor probabilidad de desarrollar esta enfermedad en mujeres que toman anticonceptivos, aunque esta probabilidad es muy baja. Aunque el uso de este tipo de tratamientos en el pasado no aumenta el riesgo, su empleo actual, en mujeres de más de 40 años y con antecedentes familiares es considerado motivo suficiente de control médico periódico.

 

3. ¿Los corpiños de aro pueden causar la enfermedad?

La respuesta es simple: no. Sin importar si se usa durante el día o para dormir, si tiene aro o no lo tiene, o de qué material está hecho, no aumenta el riesgo. Sí puede ocasionar molestias, pero que en nada se vinculan con la enfermedad.

 

4. ¿Son cancerígenos los antitranspirantes?

No. Existe un argumento pseudocientífico que dice que los antitranspirantes generan la acumulación de toxinas en el cuerpo y, en consecuencia, favorecen el desarrollo de células cancerígenas. Sin embargo, es una teoría sin sustento ni evidencia científica.


5. ¿Los lácteos favorecen el desarrollo del cáncer de mama?

Sí. Se ha encontrado una relación causal entre el alto contenido en hormonas y grasas de la leche de vaca y el aumento en el riesgo de desarrollo de la enfermedad. Es por ello que se recomienda tomar leche y yogur descremado.