BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Esperanza de vida mundial: ¿cómo estamos en Argentina?

Esperanza de vida Argentina

La Organización Mundial para la Salud difundió un informe sobre esperanza de vida en el mundo. Argentinos y argentinas estamos bien ubicados en el ranking.

 

En Argentina vivimos, en promedio casi 77 años: son cinco años más que el promedio mundial, de 72. Esto es lo que afirma el último informe de salud global de la Organización Mundial para la Salud (OMS).

A nivel mundial, las mejoras en servicios de salud y la erradicación de algunas enfermedades extendieron la esperanza de vida promedio mundial en casi 6 años desde el año 2000, cuando era de sólo 66.

Otro dato interesante es lo que la OMS llama “Esperanza de vida saludable”, es decir, hasta qué edad podemos esperar vivir sin demasiados achaques en la salud, que aumentó de 58,5 años en 2000 a 63,3 en 2016. En Argentina, nuestra esperanza de vida saludable también es 5 años superior a la media: 68,4 años.

 

Como todo dato general, este tipo de cifras encubre muchas diferencias: aunque el promedio de esperanza de vida sea  de 72 a nivel mundial, en países como Suazilandia, Angola y Mozambique no llega a los 40 años, mientras que en Suiza, España y Japón supera los 83.


En nuestro país no hay datos detallados de la esperanza de vida según sector socio-económico o región, aunque sí se sabe que las mujeres viven más que los varones, algo que sucede en el resto del mundo. En efecto, a nivel global, las mujeres tienen una esperanza de vida de poco más de 74 años, mientras que un varón tiene casi 70. En Argentina, en cambio, las mujeres viven en promedio 80,3 años, mientras que los varones llegan a los 73,5.

Estas diferencias se deben, según los especialistas, a factores sociales: tradicionalmente los varones se insertaban más tempranamente en el circuito laboral y tenían un mayor desgaste físico y mental. En cambio, las mujeres viven más pero con peor calidad de vida, tanto en términos nutricionales como económicos. Con los años, esta brecha se ha ido achicando y los expertos opinan que, a medida que se igualen los derechos sociales y económicos de varones y mujeres, tenderá a desaparecer.



Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS