BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Estos son los componentes de un desayuno saludable

Desayuno saludable

Seguro escuchaste que “el desayuno es la comida más importante”, pero: ¿cualquier desayuno? Te contamos qué alimentos debe incluir el desayuno ideal.

 

Un sondeo de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires arrojó un dato preocupante: el 30% come golosinas o snacks todos los días en la escuela. ¿El motivo? La falta de desayuno en sus hogares.

 

Nuestro cuerpo nos pide desayunar: aunque no lo hagamos al levantarnos, en algún momento de la mañana vamos a comer algo, y ese es el principal problema: comemos cualquier cosa, que no nos aporta la nutrición que necesitamos.

 

Así, un buen desayuno no solamente nos alimenta, sino que también ordena nuestras comidas en el día. Por ese motivo, no basta con desayunar, sino que hay que hacerlo bien.


¿Cuáles deben ser los componentes de una buena comida al iniciar el día?

 

- Las ganas: no hay que forzarse a desayunar hasta no sentir las ganas. A veces, una taza de té o de café ayuda a despertar las ganas de comer. No es bueno, sin embargo, salir de casa y empezar a gastar calorías en ayunas.


- Las porciones: aunque dependen de tu cuerpo, edad y actividad, un buen desayuno debe incluir: 25% proteínas, 25% carbohidratos y 50% frutas o vegetales.


- Algunos ingredientes:

- Huevos: el huevo es una excelente forma de incorporar proteínas, especialmente ahora que sabemos que no afecta al colesterol malo. Duro, a la plancha o pasado por agua, se prepara en poco tiempo y contribuye a un desayuno saludable.

- Cereales integrales: los cereales y la avena son ideales para incorporar fibra por la mañana. Es importante evitar los que vienen con azúcar agregada y los ultraprocesados. Muchas barritas de cereal, por ejemplo, incluyen granos, pero también cantidades de azúcar que las hacen iguales, en términos de calorías, a un alfajor.

- Frutas: deberíamos consumir al menos 5 frutas al día, y el desayuno es el momento ideal para empezar con algo fresco y liviano. Las bananas y las manzanas suelen ser las preferidas porque son simples de llevar y de comer, pero cualquier fruta fresca es igualmente buena para desayunar.

- Lácteos: leche o yogur, aportan calcio y proteínas. Es importante consumir, si nos preocupa el peso, lácteos descremados, que tienen menos calorías y los mismos beneficios nutricionales que los enteros.


- Para evitar: los alimentos ultraprocesados como galletitas, bizcochos, facturas y barritas de cereal son nutricionalmente muy perjudiciales. Aportan grandes cantidades de calorías, azúcar y grasas saturadas.

               

Recordemos siempre que el desayuno es la comida más importante del día… si elegimos los ingredientes adecuados.



Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS