BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Hepatitis: es hora de diagnosticar, tratar y curar

Hepatitis

Con este lema, el próximo 28 de julio se realizarán las actividades del Día Mundial de la Hepatitis. Te contamos qué es y qué podemos hacer en nuestro espacio laboral.

La hepatitis es una enfermedad viral que ataca al hígado y puede llegar a ser mortal. Existen tres variedades, cada una con sus propias características, según el virus transmisor:

- La hepatitis A se transmite principalmente por consumir alimentos o bebidas contaminados con materia fecal de personas infectadas, y por contacto social (al compartir vasos, servilletas, tocar o acercarse a objetos contaminados, etc.). En todo el mundo se producen alrededor de 1.4 millones de nuevos casos por año, aunque sus efectos son generalmente de baja peligrosidad. Entre sus síntomas se incluye un gran cansancio, la pérdida del apetito y la sensación de náusea; además genera ictericia (coloración amarillenta de la piel) y orina oscura. Puede prevenirse mediante la vacunación, una correcta higiene personal y el consumo de alimentos y bebidas correctamente tratados. Es importante que todos los trabajadores que intervienen en la cadena de producción de alimentos o bebidas estén vacunados y los establecimientos tengan protocolos de higiene adecuados para impedir su transmisión.

- La hepatitis B genera alrededor de 2 millones de nuevos casos anuales. Es mucho más peligrosa que la A, puesto que causa 600.000 muertes al año. Se transmite al mantener relaciones sexuales sin protección, por el contacto de sangre a sangre, por el uso compartido de jeringas y por transmisión de la madre embarazada a su hijo. Sus síntomas son menos evidentes y pueden pasar desapercibidos hasta entrar en la etapa aguda, que incluye dolores abdominales, ictericia y orina oscura. Muchos casos, sin embargo, entran en la fase crítica sin manifestar signos visibles de la enfermedad. Puede prevenirse eficazmente mediante la vacunación y evitando conductas de riesgo mediante medidas semejantes a las usadas para evitar el VIH. Los trabajadores más expuestos a la hepatitis B son los que se desempeñan en el área de la salud, por lo cual es imprescindible que estén vacunados y que observen las medidas preventivas adecuadas para evitar el contacto directo con cualquier fluido corporal humano.

- La hepatitis C es sufrida por unos 75 millones de personas en todo el mundo, produciendo 350.000 muertes por año. Su transmisión y síntomas son similares a los de la hepatitis B, aunque hay un riesgo menor de contagio por vía sexual. Lo mismo sucede con la prevención de conductas de riesgo, aunque no existe una vacuna efectiva contra la hepatitis C.


Campañas y prevención

En nuestro país se desarrolla actualmente una campaña para hacer 3600 tests de Hepatitis C en poblaciones de riesgo con el objetivo de detectar personas infectadas e iniciar tratamientos específicos, que tienen una tasa de hasta el 70% de eficacia si son comenzados a tiempo.