BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

La calidad será siempre redituable

Nota efectuada a nuestro Director Comercial, Dr. Juan Seoane, publicada en la Revista Mercado, en el marco de nuestro proceso de Certificación Normas Iso 9001:2008, próximo a completarse.

(Edición impresa Revista Mercado, Mayo 2009, Pág.102)



Según Juan Seoane, director de la compañía Rp. /Salud Medicina Laboral para empresas, en el sector existen muchos jugadores debido a que las barreras de ingreso son muy bajas. Esto significa que para el cliente potencial es difícil hacer distinciones entre las diversas ofertas.


Si la prestación no cumple con las expectativas, el cliente tiene una importante amplitud de prestadores a los cuales migrar. La conclusión es que en un contexto crítico, la calidad es indispensable para fidelizar clientes.

Tenemos una decisión tomada de invertir en calidad que no la vamos a cambiar a pesar de la crisis actual dice Seoane. De hecho estamos completando el proceso de certificación de ISO 9001 2008, nos resta atravesar las últimas auditorías, y todo indica que lo haremos exitosamente.


El proceso de certificación disparó varias iniciativas y planes de mejora en la empresa. El más significativo es el ordenamiento y registro por sistema de cada paso que dan los usuarios dentro de las instalaciones. La mejora está dirigida a orientar al postulante, que ingresa para hacerse un examen pre-ocupacional, indicándole cómo, cuándo y dónde continúa su proceso y, por otra parte, a hacer un inmediato diagnóstico de dónde se están produciendo cuellos de botella, para inmediatamente reordenar los circuitos y eliminar los problemas.


La calidad siempre es redituable. En este contexto y en un mercado tan atomizado y variado en su oferta, más aún. En toda empresa es fundamental el compromiso de la dirección con la calidad, pero en una Pyme, más. Y si los costos no permitieran mantener equipos o personas identificadas y/o especializadas en la calidad, la Dirección tendrá que involucrarse aún más activamente con trabajo personal, dice Seoane.


Una vez que se entra en el circuito de la calidad, no es fácil salir de él, aun en circunstancias adversas. Si la dirección está comprometida, la dinámica del proceso va llevando a la organización a seguir en el camino. En un mercado laboral hiperactivo, como el que supo haber hasta hace algunos meses, en el corto plazo puede ser que se disimule la baja de la calidad. En el largo plazo, una empresa como la nuestra que no piense en calidad, tiende a desaparecer, agrega Seoane.


En la compañía estiman una reducción del orden de 20 a 30% en el volumen de prestaciones, según las distintas variedades. Esta reducción, afirman, precedió a la crisis global, se comenzó a observar en mayo de 2008. La estrategia para mantenerse es salir a diferenciarse, con un modelo de gestión que combina una marcada experiencia en el sector y una valorización sobre la innovación que redunda en una atención personal eficiente, por un lado. Por el otro, en la respuesta automática de sistemas de diseño avanzado. El objetivo final es cumplir con las expectativas de clientes y usuarios.

El nuestro es un mercado muy sensible a los niveles de actividad general. Solemos anticipar las crisis así como también las recuperaciones. Por suerte, estamos desarrollando nuevos productos que el propio mercado está solicitando, y están siendo bien recibidos, lo que amortigua la caída. Para dar una idea, un tercio de nuestra facturación actual está representada por productos no tradicionales. En este contexto nos embarcamos a certificar, con las implicancias que eso tiene, en un momento de declinación y dudas acerca del futuro. Fue un gran esfuerzo, pero también un alivio, poner nuestras cabezas a pensar y actuar en calidad en vez de encerrarnos en una hipótesis recesiva, concluye Seoane.