BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

La hipertensión arterial: el asesino silencioso

Hipertensión arterial

En el mes de la hipertensión arterial, te contamos qué es, cómo se previene y por qué es tan importante su detección temprana y tratamiento.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias. Cuanto mayor es la tensión, mayor es el esfuerzo que debe hacer el corazón para bombear. La tensión normal de una persona adulta promedio es 120 mm Hg cuando el corazón late (tensión sistólica) y 80 mm Hg cuando se relaja (tensión diastólica). En el lenguaje cotidiano, diríamos que la tensión normal es 12/8 (o 12 de alta y 8 de baja). Estos valores, sin embargo, son promedio, y cada uno debe conocer, con ayuda de un médico, cuál es su tensión normal.

Cuando la tensión es de 14/9 o superior, los médicos consideran que es alta o elevada; si esta situación es habitual, se trata de un cuadro de hipertensión, que puede derivar en un gran número de enfermedades cardíacas y circulatorias: se trata de la causa más frecuente de Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) y enfermedades cardiovasculares.

La hipertensión causa, según la Organización Mundial para la Salud, 9,4 millones de muertes cada año, y es padecida por 1 de cada 5 adultos en todo el mundo. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se registra ningún síntoma, y es por ello que se diagnostica tardíamente, cuando el daño en las arterias y la fatiga del corazón ya han ocurrido. Cuando se presentan, sin embargo, los síntomas son dolor de cabeza, dificultades respiratorias, vértigo, dolor en el pecho, palpitaciones o, incluso, hemorragias nasales.

 

¿Cómo se detecta?

Su detección es muy sencilla: el chequeo periódico de la presión arterial permite saber cuándo una persona se sale de los valores habituales.

En la mayoría de los casos, si es detectada tempranamente, se la puede controlar con pequeños cambios de hábitos: abandonar el tabaco, moderar el alcohol, disminuir la cantidad de sal, adoptar una dieta saludable, hacer más actividad física. En otros casos, además de estas medidas es necesario incluir medicación específica.

No es necesario esperar a tener alta presión arterial para adoptar estos hábitos saludables. Aunque en algunos casos exista predisposición genética, una dieta equilibrada, actividad física de al menos 30 minutos diarios, el consumo moderado de sal y alcohol y no fumar son la mejor manera de prevenirla.

 

17 de mayo: día mundial de la hipertensión arterial

Cada 17 de mayo, la Organización Panamericana de la Salud celebra el Día mundial de la hipertensión arterial, destinado a promover el conocimiento de la enfermedad y hábitos que ayuden a combatirla.

El tema del año 2019 es Conoce tus números, y tiene como objetivo que cada uno se vuelva consciente de su presión arterial y la controle periódicamente. En esta página podés encontrar materiales de difusión y comunicación para usar en tu organización para ayudar a crear conciencia sobre la tensión arterial.


Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS