BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

La mala alimentación es la principal causa de mortalidad

Mala alimentación

Un estudio reciente muestra que 11 millones de muertes fueron causadas, en 2017, por malas costumbres alimentarias. Te contamos cuáles son y cómo cambiarlas.

 

La ciencia alerta cada vez más acerca de los riesgos de la malnutrición en todo el mundo, especialmente entre los niños. La obesidad, por ejemplo, es considerada una epidemia mundial, que afecta muchas veces a la población más pobre, que consume harinas, grasas y azúcar en exceso, y no accede a alimentos más saludables como frutas y verduras frescas. En América Latina, nuestro país es el más afectado por la malnutrición infantil: 40% de los niños y adolescentes argentinos tienen sobrepeso.

               

Un estudio reciente, publicado en la prestigiosa revista The Lancet, analiza el impacto de la mala alimentación en la mortalidad mundial. Para el equipo de investigación, es causa del 22% de las muertes en todo el mundo, especialmente por tres factores: alto consumo de sodio, bajo consumo de granos integrales y bajo consumo de frutas y verduras.


La investigación analizó datos de 195 países entre 1990 y 2017, y encontró que sólo en 2017 fueron 11 millones las personas que murieron por causas vinculadas con la dieta. De entre ellas, las principales fueron las enfermedades cardiovasculares, seguidas del cáncer y la diabetes tipo 2 (es decir, la diabetes adquirida).


Los países con menos muertes vinculadas a la alimentación son Israel, Francia y España. El peor lugar es Uzbekistán, con 892 fallecimientos cada 100.000 habitantes. Argentina, lamentablemente, está en el puesto 62 (con 203 muertes cada 100.000), superada en nuestra región por Colombia, Chile, Ecuador, Cuba, Brasil, Uruguay y México.


Hasta la publicación de este trabajo, la Organización Mundial para la Salud consideraba que la mala alimentación era causa de 2,8 millones de muertes. Ahora, en cambio, sabemos que la situación es mucho más preocupante: la mala alimentación causa más muertes que el tabaco.

 

Es muy importante, entonces, que tomemos la iniciativa para mejorar nuestra alimentación y la de nuestras familias, especialmente en un contexto en el que no abundan las políticas de estado sobre nutrición.



Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS