BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

La mujer en el ámbito laboral

La mujer en el ámbito laboral
En el informe que ofrece en su sitio el Consejo Nacional de las Mujeres, dependiente de la Presidencia de la Nación, quedan expuestas a partir de datos estadísticos las condiciones que enfrentan las mujeres que participan del mundo del trabajo en Argentina. Allí se informa que las mujeres:
-Están asumiendo roles clave tanto en el proceso de desarrollo económico como en la manutención de sus propios hogares.
-Presentan un mayor nivel de instrucción y de escolaridad que el alcanzado por los varones y una mayor tasa de asistencia escolar.

Sin embargo, a pesar de este incremento en el nivel educativo y de la mayor participación de la mujer en el mercado laboral, no se ha logrado todavía un marco de igualdad de condiciones de trabajo con los varones, ya que las mujeres se insertan con ciertas desventajas que dificultan su acceso y permanencia.

El desarrollo profesional de la mujer se sitúa en un conflicto causado por lo que se suele considerar como su responsabilidad: el hogar. El enorme esfuerzo que las mujeres hacen por compatibilizar las tareas domésticas y las tareas profesionales no logra equiparar la “desventaja” que tienen frente a los hombres en lo que atañe a la disponibilidad. Por su parte, los empleadores convalidan esta tensión que viven las mujeres y despliegan una serie de prejuicios con relación al trabajo femenino que obstaculizan el acceso de las mujeres a los empleos.

Esto se refleja claramente en el segmento del mercado que suelen ocupar. Las mujeres se concentran especialmente en las áreas docentes, enfermería y cuidados; son secretarias, dactilógrafas, empleadas de oficina, vendedoras de comercio, empleadas del sector de belleza y bienestar. El informe del Consejo Nacional de las Mujeres indica que hay una “brecha salarial entre varones y mujeres. El ingreso percibido por las mujeres durante su vida activa, es inferior al de los hombres, en promedio, alrededor de un 30 % menos. Esto se explica porque las mujeres están concentradas en los grupos de ingresos bajos y medios mientras que los varones se concentran principalmente en los grupos de ingresos medios y altos.”

Para conocer los programas y las acciones llevadas a cabo por el Ministerio de Trabajo se puede consultar la página www.trabajo.gob.ar/igualdad. Desde distintas comisiones, el deber del Ministerio es desarrollar programas en vinculación (por ejemplo, con los sindicatos) para instrumentar políticas de equidad entre los géneros en el ámbito laboral. La idea es incorporar la perspectiva de género en el mercado del trabajo, de manera de lograr la igualdad a partir de considerar los requerimientos y condiciones específicos de cada género. Las áreas encargadas de los temas vinculados con equidad de género son la Comisión para el Trabajo con Igualdad de Oportunidades (CTIO) y la Coordinación de Equidad de Género e Igualdad de Oportunidades en el Trabajo (CEGIOT).

Un poco de historia

El 8 de marzo conmemora la lucha de la mujer por su participación social en iguales condiciones que la del hombre. Hasta hace no tanto la mujer era prácticamente propiedad de un hombre: del padre primero, del marido después. Sus obligaciones y derechos se limitaban al ámbito doméstico y reportaban directamente a los interesas masculinos. El último siglo vio los pasos agigantados con que las mujeres lograban espacios políticos, laborales, sociales, culturales... Sin embargo, queda mucho camino por andar en relación a la igualdad de género.

Se registran antecedentes de esta batalla en 1911 cuando, en la ciudad de Nueva York, 129 obreras textiles tomaron una fábrica para luchar por sus derechos. Exigían la reducción de la jornada laboral de 14 horas y mejores condiciones de trabajo. La protesta terminó trágicamente ya que se ordenó incendiar el lugar con las mujeres adentro. Años más tarde, en 1975, la Organización para las Naciones Unidas instituyó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. La Argentina adhirió a esta conmemoración en el año 1983.