BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Litigiosidad laboral por riesgos del trabajo en Argentina: cayó un 36%

Litigiosidad laboral por riesgos del trabajo

Un informe de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo muestra la segunda caída consecutiva de los juicios laborales en nuestro país. Te contamos las principales cifras, sector por sector.


Uno de los condicionamientos que enfrentan las empresas a la hora de contratar nuevos empleados es la probabilidad de que esos contratos se traduzcan, en el corto o mediano plazo, en demandas derivadas por el tratamiento de los riesgos laborales. En términos generales, resulta difícil evaluar si dichas acciones son justificadas o no; para algunas personas, son un derecho y una defensa de los trabajadores. Para otras, se trata de un abuso alentado por actores de la justicia que enriquecen a la “industria del juicio”.


Durante muchos años, la litigiosidad laboral se incrementó de manera sostenida y a veces injustificada. Esa fue la razón por la que se promulgó una nueva ley de riesgos de trabajo (la 23.348) en febrero de 2017, la cual generó una instancia administrativo-técnica, la Junta Médica, que dio mayor agilidad e imparcialidad al proceso de demanda.


Los resultados de dicha ley están hoy a la vista: según un informe de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT) desde julio de 2017, las demandas laborales fueron 36,1% menos que en el período anterior. Este descenso se registra tanto en el régimen general como en el de trabajadoras y trabajadores de casas particulares (levemente superior, -37,7%).


En términos nacionales, Córdoba es la provincia con mayor descenso en la litigiosidad, de un -80%, seguida por la Ciudad de Buenos Aires (-66,4%) y Mendoza (-55,6%). En cambio, la Provincia de Santa Fe, que es la única que no adhirió a la ley 23.348, registró un aumento de juicios laborales del 3,6%.


Si observamos la litigiosidad por actividad económica, observamos que el descenso se produjo en la mayoría: la que registra mayor disminución es Servicios financieros (-45,8%), mientras que la que menos descendió fue Agricultura (-25,4%). Con respecto al tamaño de las organizaciones, el mayor descenso se registró en las empresas muy grandes (-44,5% en empresas con más de 5000 trabajadores) y las más pequeñas (-42,8% en las que tienen 2 trabajadores); en cambio, las PyMES de entre 6 y 100 trabajadores tuvieron un descenso de entre -30 y -33%.


La tendencia descendente de la litigiosidad laboral es una buena noticia tanto para trabajadores como para organizaciones. Esperamos, entonces, que ayude a dar dinamismo al mercado de trabajo en nuestro país.