BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Mucho miedo y poca información: todo lo que tenés que saber sobre la fiebre amarilla en Brasil

Fiebre amarilla en Brasil

A raíz del último brote de fiebre amarilla en Brasil, te contamos las medidas preventivas que tenés que tomar si pensás viajar al país vecino.

Mucho se habla de la fiebre amarilla, sobre todo a partir de la gravedad que alcanza en el país vecino. Sin embargo, la información suele ser escasa, incompleta y contradictoria. Por eso te acercamos lo que necesitás saber sobre la enfermedad, cómo prevenirla y qué pasos seguir si vas a viajar a Brasil.


¿Qué es la fiebre amarilla y cómo se contagia?

Es una enfermedad infecciosa producida por un virus que se contagia por la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos que pueden diseminar el virus son los Haemagogus, los Sabethes y los Aedes. Estos últimos son la misma familia que transmite el zika, el dengue y la chikunguña.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

Entre 3 y 6 días después de la picadura del mosquito infectado se inicia la fase aguda de la enfermedad, que consiste en:

- fiebre

- dolores musculares (sobre todo, de espalda)

- dolores de cabeza

- escalofríos

- pérdida de apetito

- náuseas y/o vómitos.

En algunos casos, estos síntomas persisten por 3 o 4 días y luego desaparecen. Otros casos pasan a la siguiente fase. La fase tóxica es la menos habitual pero la más peligrosa. Ocurre cuando los síntomas previos parecen estar terminando y consiste en:

- fiebre elevada

- color amarillo de la piel (ictericia)

- dolor abdominal y vómitos

- falla renal

La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica fallecen a causa de la enfermedad.

 

¿Para qué sirve la vacuna?

Una vez producida la infección, la enfermedad no puede curarse. Por eso la vacuna previene el contagio y es necesaria para todas aquellas personas que viajen a zonas de riesgo. Algunos países de América, Asia y África exigen el certificado de vacunación para ingresar. Otros, como Brasil, no.

La vacuna debe aplicarse al menos 10 días antes de viajar a la zona de riesgo para que su protección sea eficaz. Una vez aplicada, protege contra la infección de por vida.

La vacuna se aplica en forma gratuita en algunos hospitales y vacunatorios públicos de nuestro país. Acá podés consultar el listado de lugares aptos para la vacunación en la Ciudad de Buenos Aires.

 

¿Quiénes no tienen que vacunarse?

Para algunas personas, los componentes de la vacuna son peligrosos; ya se han registrado dos muertes por aplicación de la vacuna en personas que no debían hacerlo.     

Es por eso que no tienen que vacunarse:

- menores de 6 meses

personas con alergia al huevo, las proteínas de pollo o la gelatina

- personas con alteraciones del sistema inmune incluyendo la infección por VIH, enfermedad del timo, Miastenia gravis y el síndrome de Digeorge, entre otras

personas con tumores malignos y trasplantes de órganos

personas que estén en tratamiento con inmunosupresores y/o inmunomoduladores

 embarazadas

 

¿Debo vacunarme sí o sí si viajo a Brasil?

La vacuna no es obligatoria para entrar al país vecino, pero el Ministerio de Salud recomienda su aplicación para aquellos que viajen a municipios comprendidos en el área de riesgo para quedarse en ellos al menos 3 días.

El mapa de las zonas de riesgo, sin embargo, es cada vez más grande, puesto que la epidemia se extiende rápidamente por el país. Sí o sí deben aplicarse la vacuna quienes viajen a los estados de San Pablo, Río de Janeiro y Bahía, que son los principales destinos turísticos. Sin embargo, también deben vacunarse quienes vayan a pasar al menos 72 horas en alguno de los demás estados, que son la mayoría y pueden consultarse en este mapa.

 

¿Hay posibilidades de que la enfermedad llegue a nuestro país?

Las autoridades sanitarias brasileñas, en colaboración con la Organización Mundial para la Salud, están tomando medidas para evitar la exportación de los casos. Esto significa vacunar a toda la población de los estados comprometidos.

Sin embargo, es importante que los gobiernos de los demás países también tomen medidas urgentes para evitar el ingreso de personas infectadas y mosquitos portadores, puesto que la enfermedad se transmite por el mismo mosquito que el dengue, el zika y la chikunguña, un insecto que existe en nuestro país.