BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Prevención de lumbalgias II

Levantando o transportando pesos

Una pregunta frecuente se refiere a como aprovechar la fuerza física para cargar, mover o desplazar peso sin dañar la columna. Dividamos el tema en el levantamiento y en el trasporte de las cargas.

Levantando pesos
Si debe levantar un objeto desde el piso, hágalo con las rodillas en flexión, aunque sea mínima, y con la espalda en extensión, o sea estirada, erguida, nunca inclinada hacia delante.
Otra alternativa es levantarlo desde el suelo con las rodillas bien flexionadas, la espalda recta, la cabeza levantada, los pies separados en paralelo y próximos al objeto, el objeto cerca del tronco y utilizando la fuerza de los muslos o cuadriceps para levantarse.
Si el objeto es más pesado, una forma de compensar esto es colocar los pies asimétricos, en diagonal, uno más adelantado que el otro, siempre próximos al contorno del objeto, e igualmente levantarse usando la fuerza muscular de los miembros inferiores. Esta forma agregará un poco más de equilibrio y seguridad en el levantamiento.
Finalmente, si delante suyo hay un obstáculo que usted debe sortear para levantar el objeto, por ejemplo una cerca, y el objeto no es muy pesado, inclínese por sobre el obstáculo extendiendo la pierna contraria al brazo que levantará el objeto.

Transportando pesos
Dos reglas generales básicas dicen que el peso debe cargarse cerca del pecho, nunca con los brazos estirados porque incrementará su peso natural, y nunca más arriba de la altura pectoral.
Si el esfuerzo es grande, puede flexionar levemente las rodillas.
No gire o se incline con las piernas extendidas mientas esté desplazando cargas.

La Dirección
Fuente: www.espalda.org