BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Profesionales del staff de Rp./Salud: investigación y desarrollo - Tabaquismo

Tabaquismo, investigación y desarrollo.
La Dra. Karina Agolino, Médica Clínica de Rp./Salud, ha presentado en el marco del Congreso Mundial de Tabaco que se llevó a cabo en Abu Dabhi (Emiratos Árabes) una investigación sobre tabaquismo realizada con el equipo de Cesación Tabáquica del Hospital de Clínicas José de San Martín en el que ella participa. El resultado de más de un año de trabajo ha sido difundido y ha suscitado interés en este lejano país, lo que demuestra, por un lado, el nivel de excelencia de los profesionales argentinos y, por otro, la preocupación que genera en todo el mundo la adicción al tabaco.

Rp./Salud entrevistó a la especialista y reproduce aquí sus respuestas a las preguntas que más asiduamente le formulan los pacientes. Además, la doctora Agolino ofrece algunos consejos que podrían iniciar a los adictos en el camino de la recuperación.

-¿Qué es el tabaquismo?
-El tabaquismo es la adicción más extendida en el mundo y que causa mayor morbimortalidad (muerte causada por enfermedad). Es considerada la primera causa mundial de muerte prevenible y está asociada a 6 millones de defunciones prematuras anuales. Este caudal de morbimortalidad prevenible se manifiesta principalmente a través del cáncer y la enfermedad cardiovascular y respiratoria crónica.

-¿Por qué fuman los que fuman?
-A partir del momento en que se empieza a fumar, se establece una relación de dependencia con el tabaco. Esta dependencia es tanto física, psicológica como social, es más, la adicción al tabaco suele ser aceptada o, al menos, tolerada socialmente.

-¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?
-Los que dejan de fumar mejoran su calidad de vida y tienen menos riesgos de muerte por enfermedades asociadas con el tabaco que los que continúan fumando. Cuanto antes se deje, más beneficios se obtendrán. El paciente puede comprobar desde un comienzo estas mejoras; gradualmente, se notarán grandes cambios:
• A las 12 horas: se normaliza el monóxido de carbono en sangre.
• Entre el 1º y el 9º mes: disminuye la tos y la falta de aire, y disminuye el riesgo de infecciones.
• Al año: el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, mejora el nivel de energía.
• A los 5 años: el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye en un 50%, y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador.
• A los 10 años: el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas.
• A los 15 años: el riesgo de enfermedad coronaria es similar al de un no fumador.
• A lo largo del proceso es notable la mejora del olfato, el gusto, y la piel entre otros pequeños (pero valiosos) progresos.

-¿Cómo dejar de fumar?
-Lo más importante es intentarlo. Hay métodos eficaces para acompañar el proceso de abandono del consumo. El tratamiento del tabaquismo puede tener diferentes modalidades, pero siempre debe estar bajo la supervisión de profesionales ya sea por su médico de cabecera o profesionales entrenados en cesación tabáquica. Está comprobado que el tratamiento combinado de terapia cognitiva y tratamiento farmacológico supervisado duplica o triplica la cesación tabáquica.