BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Que el trabajo no te enferme: salud y seguridad en la oficina

Que el trabajo no te enferme: salud y seguridad en la oficina
¿Qué es el trabajo para nosotros? Para algunas personas, su trabajo es su pasión; para otras, simplemente un medio para ganarse la vida; para otras, su trabajo es su vida. Ya sea en una oficina o en una fábrica, en un entorno cerrado o al aire libre, nuestra jornada laboral nos da satisfacciones pero también riesgos, muchas veces invisibles, para nuestro bienestar.
Los riesgos en la oficina

No es raro que alguien se lastime en la oficina: un esguince de tobillo, por ejemplo, al subir o bajar una escalera; un tirón en la espalda, al levantar una caja con papeles. La reacción más frecuente es culpar a las personas: es torpe, usa tacos muy altos, no mira por dónde camina. ¿Podría haberse evitado? ¿Cómo está organizado nuestro espacio laboral?

Existen muchos manuales sobre seguridad en la oficina; acá podés consultar uno muy completo. Aunque es frecuente que haya posters y otra información al respecto en los lugares de trabajo, lo cierto es que son pocas las personas que los leen y ponen en práctica. Ya sea porque nos parezca poco importante, a veces una obviedad y otras veces un imposible, la seguridad laboral aparece más vinculada a actividades como la industria y la construcción que a los servicios y el trabajo en un escritorio.

Algunas normas de seguridad son de tipo general: es importante mantener libres los pasillos y sin objetos que obstaculicen el paso, los cajones de archiveros y escritorios cerrados y las sillas fuera de los espacios de circulación.

Los cables a menudo se encuentran enmarañados; se caen, se enredan y hasta pueden generar descargas eléctricas. Existen prácticos organizadores para cables en las oficinas que pueden emplearse para lámparas o computadoras móviles. La instalación eléctrica estructural, en cambio, debe seguir la normativa vigente, y debemos cuidar no sobrecargarla con demasiados aparatos conectados a un único tomacorriente.

A veces, por apuro, improvisamos una escalera con algunas cajas o un cesto de basura; nos paramos sobre una silla o mesa para alcanzar algo, sin evaluar el riesgo de caída de este tipo de acciones. Al almacenar archivos, carpetas y equipamiento, mantengamos lo más pesado debajo de lo más liviano, y asegurémonos de que los objetos estén estables en sus estantes. Se pueden emplear cajas para archivar, que vienen en distintas formas, tamaños y colores, que evitan el riesgo de caídas de objetos sueltos desde los estantes.

Gran parte de los problemas de salud en el lugar de trabajo proviene del sedentarismo, el empleo de mobiliario inadecuado o de manera poco eficiente. Te recomendamos este artículo sobre ergonomía para trabajar con más comodidad y confort.

Por último: no olvides que la salud mental también es salud. Los riesgos psico-sociales del trabajo son aquellas amenazas al bienestar de los trabajadores que son consecuencia del maltrato, el estrés, la sobrecarga de tareas o diversas situaciones de violencia. Trabajar para generar un buen clima de trabajo, solidario y amable para todos, es también una manera de cuidar la salud laboral.

28 de abril. Día mundial de la salud y la seguridad en el trabajo

Desde el año 2003, la Organización Internacional del Trabajo celebra cada 28 de abril el Día mundial de la salud y la seguridad en el trabajo. La Organización de las Naciones Unidas adhiere a esta celebración, que consiste en una campaña anual de homenaje y concientización por los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales.

Cada día se producen 865.000 lesiones o muertes en accidentes laborales, con un costo estimado de 2,8 billones de dólares destinados a tratamientos, indemnizaciones, rehabilitaciones y trabajo no realizado.

Aunque tradicionalmente se ha prestado más atención a las lesiones físicas, este año el lema es “Estrés en el trabajo: un reto colectivo”. Esta renovada atención a los riesgos psicosociales debe hacernos reflexionar y actuar para construir un mejor clima laboral en nuestras oficinas, no solamente para prevenir enfermedades, sino fundamentalmente para promover un ambiente saludable.