BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Rebrote del sarampión y los movimientos antivacunas: mitos y peligros

Sarampión y movimientos antivacunas

Como consecuencia del movimiento antivacunas, los países desarrollados vuelven a sufrir enfermedades que se consideraban erradicadas, como el sarampión. Te contamos la verdad sobre las vacunas y por qué son tan importantes para la salud de todos y todas.

 

¿Las vacunas pueden causar autismo? La respuesta es muy simple: no.

Sin embargo, desde hace veinte años existe un movimiento, cada vez más extendido, que sostiene lo contrario y provoca que cada año haya más niños y niñas que no reciben vacunas contra enfermedades que ya creíamos erradicadas, como el sarampión.

Todo empezó con un error. Un artículo publicado en 1998 en la revista The Lancet afirmaba que el contenido de mercurio de la vacuna Triple Viral podía ocasionar autismo en quienes las recibían. Después de su publicación, el trabajo fue duramente criticado por los errores metodológicos que presentaba, al punto tal que la revista tuvo que retractarse, diciendo que el artículo era erróneo y que su autor principal, el británico Andrew Wakefield, había seleccionado los casos para perjudicar a los laboratorios que producían las vacunas, financiado por una asociación de padres que estaban en juicio contra esos laboratorios. El escándalo fue tal, que Wakefield perdió su licencia como médico y no volvió a investigar en centros universitarios serios.

Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Desde el año 2008 aumenta consistentemente el número de casos de sarampión en países desarrollados, una enfermedad que se consideraba ya erradicada debido a la alta tasa de vacunación. Esto se debe a las campañas de movimientos “antivacunas” que, levantando el artículo erróneo de Wakefield, creen estar salvando a sus hijos cuando, en verdad, están promoviendo un peligro epidemiológico para toda la población.

 

¿Cuál es el porcentaje óptimo de vacunación?

En efecto, la vacuna no sólo sirve para evitar que nuestros hijos se contagien, sino que además impide que la enfermedad afecte al resto de la población. Esto se llama “cobertura vacunal”, es decir, el porcentaje de niños vacunados sobre el total de niños. Al aumentar la cobertura, la enfermedad no puede diseminarse, porque las personas enfermas están en contacto con personas inmunizadas, impidiendo de este modo que llegue a otras personas que no han recibido la vacunación. Esto se llama inmunización de rebaño y, según la Organización Mundial para la Salud, debe alcanzar el 95% para lograr detener definitivamente la enfermedad.

Tradicionalmente, los países de bajos recursos tenían una tasa de vacunación contra el sarampión del 85% promedio, contra una tasa del 95% en países desarrollados. Esto se debía a la imposibilidad económica o social de acceder a la vacuna.

El movimiento antivacunas promueve, en cambio, un rechazo voluntario: los padres no vacunan a sus hijos porque no quieren, no porque no pueden. Por este motivo es que aumentan año a año los casos de sarampión en países del primer mundo, como los Estados Unidos.

 

El sarampión en Estados Unidos

En Estados Unidos, la enfermedad se consideró erradicada en el año 2000. Sin embargo, para mantener este carácter es necesaria la inmunización de rebaño que hace que, aunque llegara una persona enferma, no pueda contagiar a otras. En lo que va de 2019, se han registrado 839 casos, la cifra más alta de las últimas décadas, debido a la acción de los movimientos antivacunas y la decisión de los padres de no vacunar a sus hijos.

Los gobiernos locales están empezando a tomar medidas para revertir este proceso. El Estado de Nueva York, en el que hubo 66 casos este año, amenaza con  imponer multas de U$S 1000 a los padres que no vacunen a sus hijos.

Pero las multas no son suficientes: es necesario difundir información correcta y científicamente fundada, que nos ayude a todos a tomar las mejores decisiones para nuestras familias y el resto de la sociedad.


Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS