BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Salud mental en el trabajo: ¿cuánto cuesta la depresión en una empresa?

Depresión y trabajo

La preocupación por el bienestar psicológico y emocional de los trabajadores del sector privado es cada vez mayor, ya sea por motivos de productividad, costos o cultura empresarial. ¿Quiénes son los más preocupados? Los propios empresarios.

La toma de decisiones ejecutivas está cada vez más basada en datos, en evidencia sólida y cuantificable que permite prever los efectos que esas decisiones tendrán en una organización, ya sea en términos de productividad, costos o clima laboral. Algunos de esos datos son más conocidos y frecuentes: se puede medir procesos, comparar procedimientos, analizar visitas a nuestra web o realizar encuestas de satisfacción. Otros, sin embargo, son menos conocidos, pero no por ello son menos importantes.

La salud mental es uno de esos rubros que tienen costos directos e indirectos aunque habitualmente no se encuentra en el radar de quienes gestionan una empresa. Afecciones de salud mental como la ansiedad o la depresión producen enfermedades físicas más tradicionales, como afecciones cardíacas y diabetes. Además del malestar que ocasiona a la persona y sus compañeros de trabajo, los costos directos e indirectos de la depresión pueden alcanzar los U$S 6252 anuales en Estados Unidos, además de aumentar hasta en U$S 5000 el costo del tratamiento de otras enfermedades, como la diabetes, según un estudio privado.

En términos de productividad, el mismo estudio muestra que los trabajadores con depresión tienen entre 6 y 25 días más de ausentismo al año, y muestran un descenso de tiempo útil de trabajo de entre el 13 y el 29%.

 

¿Cuánto le cuesta la depresión a una empresa?

El impacto de la depresión en una PyME es, entonces, muy alto. Aunque cada empresa es un mundo en sí misma, podemos evaluar un caso hipotético. Sabemos que la depresión afecta al 5% de la población en nuestro país. Si tenemos en cuenta que ocasiona 16 ausencias anuales más en promedio, y un descenso del 21% promedio de las horas productivas, para una empresa con 100 trabajadores se puede calcular que:

- 5 tendrán depresión crónica

- acumularán 80 ausencias en el año por este motivo

- perderán 12.010 minutos al mes, que son 144.120 minutos al año, que son 300 jornadas anuales de 8 horas.

Es decir que, en términos de productividad, la depresión puede causar la pérdida de 380 jornadas laborales en una empresa de 100 empleados.

Si calculamos un salario neto mensual de $29.617 (que es la mediana de los salarios del sector privado según el Ministerio de Trabajo), las 380 jornadas de productividad perdida por la depresión representan un costo de al menos $375.148 anuales para la empresa.

Se trata de un motivo más que suficiente para tener en cuenta el clima laboral y la salud mental, ya no como un lujo, sino como una necesidad de trabajadores y empleadores por igual.


Rp./Salud - Calidad y Experiencia en Medicina Laboral - CONOCENOS