BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

¿Tenés un poco de panza? ¡Buenas noticias!

Grasa abdominal
Aunque el sobrepeso es riesgoso para la salud, y cada vez más frecuente, la grasa corporal desempeña varias funciones en el bienestar físico de una persona. Un estudio reciente analizó los beneficios de la grasa abdominal.

No toda la grasa es mala. Puede ser que no te guste, o incluso que sea demasiada, pero hay una capa en el abdomen, llamada omentum, que tiene efectos beneficiosos para el sistema inmune, según explica un artículo reciente de una revista especializada en inmunología.

No importa tu peso, todos tenemos un omentum: es una especie de delantal que se ubica delante de los órganos abdominales, los protege y conecta. Aunque en él predominan las celulas adiposas, también hay otras, de apariencia más blanca, que son células del sistema inmunológico. Desde 1874 se sabe de su existencia, y a comienzos del siglo XX fue caracterizado como el 'policía del abdomen', puesto que su función es recolectar fluidos abdominales para informar al sistema si es necesario desencadenar una reacción. Con el tiempo se descubrieron más virtudes del omentum, como ayudar a cicatrizar heridas internas de estilo de las producidas por una cirugía.

Además de este efecto beneficioso, esta franja adiposa también puede ser un factor riesgoso para la salud humana. Aunque el cáncer de omentum es poco frecuente, las células cancerígenas llegan a él a través de los fluidos abdominales y allí encuentran un terreno propicio para crecer y reproducirse.

Su activo rol en la producción de metástasis ha llevado a numerosos científicos a investigar su funcionamiento con el objetivo de desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer: 'entender cómo el cáncer modifica el sistema inmunológico nos permitirá descubrir nuevas maneras de intervenir y, esperemos, de comenzar a dar vuelta las cosas', afirmó el responsable del estudio, Troy D. Randall.