BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

Uvas mortales: son la tercera causa de asfixia en menores de cinco años

Uvas y asfixia

Aunque en el verano queremos que nuestros niños coman frutas frescas, no todas son adecuadas para cualquier edad.

A todos nos preocupa que los niños coman de todo, especialmente frutas y verduras crudas en el verano, que aportan vitaminas y ayudan a combatir la deshidratación. Sin embargo, por el tamaño y la textura, las uvas enteras, con cáscara y semillas, pueden ser peligrosas para los más chicos.

Eso es lo que afirma la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello en un comunicado que indica que las uvas son la tercera causa de asfixia en niños menores de cinco años. Junto con los frutos secos (como nueces, almendras y castañas) y los juguetes pequeños y globos, se trata de objetos que tienen el tamaño aproximado de la glotis de los niños. Como el sistema deglutorio todavía no está desarrollado, muchas veces pasan directamente sin masticar y ocasionan el atragantamiento y la asfixia.

Aunque a veces el mismo reflejo -que produce tos o arcadas- expulsa el objeto, es importante mantener fuera del alcance de los niños alimentos peligrosos o cortarlos muy pequeños para evitar el atragantamiento. Entre ellos cabe mencionar las uvas, los frutos secos, la zanahoria cruda, el pochoclo o las salchichas, todos ellos del tamaño aproximado de la glotis.