BLOG
BUSCADOR
NEWSLETTER

Suscribite y mantenete informado sobre temas vinculados a salud

CERTIFICADOS DE NORMAS
 
Somos la única compañía de medicina laboral con doble certificación de normas. Mirá nuestros certificados.

Anteojos de sol: cómo elegir la protección perfecta para tu vista

Anteojos de sol

Con los días calurosos y soleados, los anteojos de sol no sólo son accesorios de moda, sino también protección para tu vista. Te ayudamos a elegir el modelo perfecto para vos.


Para algunas personas, son un accesorio más, como la cartera o el cinturón, y tienen varios pares de anteojos de sol en diversas formas, colores y combinaciones. Para otras, son un elemento imprescindible para manejar o caminar al rayo del sol. En cualquier caso, nos dan protección, comodidad y estilo, tres elementos que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegirlos.


Primero lo primero: evitá los lentes que se venden en la calle. El motivo principal es que, pese a ser oscuros, no tienen filtros para rayos UV. Por este motivo son peligrosos para la vista, porque dilatan la pupila pero no filtran la radiación, lo cual hace que ésta entre en mayor cantidad que si no los tuvieras puestos, pudiendo ocasionar cataratas y maculopatías a una edad temprana. Además, como los materiales usados no son de buena calidad, genera distorsiones que se traducen en mareos, náuseas o cansancio visual.


Segundo: no olvides consultar a una oftalmóloga u oftalmólogo para saber si necesitás anteojos de sol recetados, puesto que en ese caso deberás seguir los pasos que te indique. Si vas a usar aumento, es conveniente evitar los modelos envolventes, puesto que la curva en el anteojo distorsionará tu visión, generando cansancio visual y mareos.


Vamos ahora a algunas preguntas frecuentes:

 

1. ¿Orgánicos o minerales?

La diferencia entre los lentes orgánicos (acrílicos) y minerales (vidrio) no es significativa en términos de calidad. Los orgánicos son un poco más livianos que los otros, sobre todo en graduaciones más altas. Mientras que los minerales se rayan menos, se rompen más fácilmente; al contrario, los orgánicos se rompen menos, pero se rayan más.

 

2. ¿Qué tono deben tener?

El tono ideal en situaciones de exposición solar (como la playa) debería detener ¾ partes de la luz solar. Esto se comprueba fácilmente: si los tenemos puestos a 60 centímetros de un espejo, no deberíamos poder ver nuestros ojos. Ninguno de los lentes de colores (rojos, amarillos, etc.) cumple esta función.

El otro aspecto a considerar es el filtro de rayos UV: los anteojos deben tener un filtro de hasta el 99% de rayos UVB y UVA. Ante la duda, consultá al personal técnico de la óptica o documentación en Internet.

 

3. ¿Lentes polarizados?

Los anteojos de sol pueden venir con o sin polarizado. La ventaja de los que lo tienen es que bloquean la luz solar reflejada y sólo dejan pasar la que es útil para ver. Esto significa que reducen, o eliminan, los reflejos sin alterar los colores y contrastes naturales.

Aunque son más caros que los comunes, los lentes polarizados son especialmente recomendados para quienes manejan, porque reducen el cansancio y los reflejos que pueden alterar la percepción del camino. Por otra parte, conservan mejor los colores que los lentes comunes, lo cual los hace también convenientes para otros usos.

Una desventaja de estos anteojos es que no permiten ver correctamente las pantallas LCD, que emplean luz polarizada en su imagen. También suelen venir en una menor gama de tonalidades y tienen límites en el grado de aumento al que se puede aplicar.

 

4. ¿Rectos o envolventes?

Los lentes rectos dejan pasar luz y radiación por los costados, entre el rostro y el marco, mientras que los envolventes reducen al mínimo esa luz. Es por ello que estos últimos proveen la mayor protección, además de reducir la exposición a alérgenos en el aire que causan picazón e irritación en los ojos.

               

5. ¿Cuáles me quedan mejor?

Muchas marcas y sitios de moda te van a aconsejar, desde un punto de vista estético, qué anteojos elegir según la forma de tu rostro, tono de piel y color de cabello. Pero nunca es lo mismo que probárselos en persona, ¿verdad? Es por ello que ya existen algunos simuladores que te permiten probar distintos tipos de anteojos en tu propia imagen. Las principales marcas, y muchas tiendas online, ya lo hacen. Dos pioneras: Glassify te va a permitir probar distintos tipos de marcos y tonos en tu rostro para orientarte en la elección; Glasses.com, en cambio, te permite probar cientos de modelos reales y comprarlos online desde el mismo sitio.